fbpx

SOBRE MÍ

TAL VEZ QUERRÁS SABER CON QUIÉN VAS A HACER NEGOCIOS

Te cuento algo que me hizo llorar...

Me echaron de una de las más prestigiosas agencias de publicidad del mundo con sede en Colombia: J. Walter Thompson o JWT. Lloré como niño chiquito pero aprendí mucho. Me levanté y seguí.

Y no sé cómo llegué a la publicidad y al copywriting.

Por muchos años fui músico y soñaba con tocar en las mejores orquestas sinfónicas del mundo. Como la Orquesta Filarmónica de Viena. Escuchaba Jazz, Clásica, Blues. Esto aún lo disfruto.

El caso es que de repente comencé a estudiar Diseño Gráfico y ahí conocí la publicidad. Tal vez porque mi papá siempre ha trabajado con imprentas (tipografías y litografías).

Comencé a estudiar publicidad en la noche mientras estudiaba Diseño en la mañana y cuando salía de estudiar en las noches, tocaba con bandas y Mariachis en diferentes lugares de la ciudad para pagar mi universidad. (No soy Mexicano)

El concurso que cambió mi vida...

Cursando 6 semestre de publicidad, me gané un concurso con la reconocida marca española Telefónica Telecom gracias a una estrategia de marketing digital que propuse a una Óptica junto con un viejo amigo.

El premio fue mis prácticas en la reconocida y mítica agencia de publicidad DDB. Una red mundial de agencias de comunicaciones de marketing con sedes en más de 40 países del mundo en 4 continentes, hoy en día perteneciente a Omnicom Group, un holding estadounidense de medios de comunicación, marketing y comunicaciones corporativas globales, con sede en Nueva York.

Esta misma agencia fue la que hizo “famosa” la marca Volkswagen o bueno, por lo menos hizo algunos de los anuncios más icónicos de la historia de la publicidad.

Cuando llegué ahí, rodeado de gente increíble y talentosa, el primer libro que tomé de copywriting y publicidad, fuera de las bibliotecas de la universidad, fue The Copy Book de Taschen.

Un libro impresionante con algunos de los mejores anuncios del mundo hasta ese momento. Un libro que hoy en día recomiendo y que muy pocos conocen realmente.

Mi experiencia y resultados...

Hoy ya sumo algo más de 11 años como copywriter profesional para marcas empresariales como Mercedes Benz, Ford, Movistar, L´Oreal, Maybelline New York, Adidas, Liberty Seguros, entre otras… esto gracias a mi paso por prestigiosas agencias de publicidad como Mccann, BBDDO, Wunderman y J. Walter Thompson.

Además, desde hace varios años también trabajo con algunos de los emprendedores más brillantes de LATAM y enseñó a emprendedores digitales copywriting a través de mi programa Copy Mastery Plus.

Ahhh y tengo guardado un MBA en Digital Business de la IEBS Business School y UCAM.

Como resultado de todo esto, mis textos han logrado vender más de US$1 millón gracias a la confianza de clientes, marcas y emprendedores.

Ahora Dios me sigue rodeando de gente talentosa y maravillosa como tú.

Mis mantras. Mi filosofía. Verdades que incomodan.

Si no tienes en cuenta la atmosfera, el contexto del mensaje. Es sencillo de entender. No comas tanto cuento.

Te ayuda a construir marca, a posicionarte, a diferenciarte, te ayuda a generar engagement. No solo se lee. También se escucha, como en los videos.

Nadie quiere ser interrumpido con publicidad aburrida, descarada y plana. Tu afán de vender y ganar dinero no te dan permiso de bombardear a la gente con anuncios y correos publicitarios. ¡Qué hartera!

El objetivo siempre es la venta pero escribir para vender no es la forma. Tú debes escribir para generar empatía, confianza, credibilidad, autoridad. Cuando logres esto, tu prospecto llegará a la conclusión de que sí quiere tu producto/servicio. La venta es el resultado de hacer esto bien.

Ya lo he dicho… la gente odia la publicidad.
Mira Netflix, Spotify o cualquiera de estas empresas. Los usuarios pagan para no ver publicidad. Tiene sentido.

Tu prospecto primero confían en ti y luego te paga. Incluso sin haber recibido el producto/servicio.
Te vas a encontrar con algo poderoso, la creatividad. Si ya sabes qué quieres decir, piensa en el “cómo”. En cuál es la mejor manera de entregar ese mensaje.

Tu prospecto es el héroe, Batman. No tú ni tu producto. Lo lamento.  Golpe bajo al ego lo sé. Por eso me encanta la metodología Design Thinking.

Es un proceso mental creativo, estratégico, analítico, persuasivo, crítico y selectivo. O por lo menos esto debe tener un buen copywriter.
Debe haber tantos elementos importantes para tu prospecto que la idea es que los desee todos.

SÍGUEME EN MIS REDES SOCIALES

Ir arriba